Bacalao en salazón

Recetas Bacalhau

Tras unos días de navegación, se dice que los pescadores avistaron una enorme formación de ballenas. Decididos a no perder el preciado botín, los vascos comenzaron a perseguir a las ballenas, hasta los fríos mares del norte.

Los hombres cargaron los barcos de bacalao. Pero los afortunados españoles tenían otro problema: ¿cómo conservar el pescado capturado? Decidieron reducir el bacalao en filetes y conservarlos en sal, utilizando la misma técnica para la conservación de las ballenas.

En España, país al que debemos el origen de este delicioso método de conservación del bacalao, es imprescindible probar el Bacalao a la Vizcaína, procedente del País Vasco y cocinado con patatas, cebollas y alcaparras.

En Cataluña es tradicional el Bacalao a la Samfaina, con berenjena y calabacín. En la provincia de Zamora es imprescindible el Bacalao a la Tranca, preparado con pimientos asados, ajo y pimentón.

¿Es saludable el bacalao en salazón?

El bacalao salado es saludable, con muchos ácidos grasos omega-3, tiene muchas proteínas y poca grasa, y es relativamente barato. Lo mejor es que es muy fácil de preparar y muy versátil. Se puede añadir a todo tipo de platos, desde ensaladas hasta guisos y buñuelos.

¿Se puede comer crudo el bacalao salado?

Antes de consumirlo, el bacalao salado debe rehidratarse y desalarse sumergiéndolo en agua fría de uno a tres días, cambiando el agua dos o tres veces al día.

Ackee y pescado salado

Aunque se conoce como un alimento italiano, el bacalao llegó a Italia desde el norte, más frío y duro. Su historia se remonta a la Antigüedad, concretamente a la Edad Media, cuando los marineros vikingos pescaban bacalao en los fríos mares del Atlántico Norte. El bacalao abundaba entonces y podía conservarse curándolo en los vientos fríos y salados de los mares septentrionales. El nutritivo bacalao seco se conservaba bien y podía sostener a los marineros en sus largos y arduos viajes. Una vez introducido en el Mediterráneo, el bacalao se convirtió en una mercancía muy comercializada.

  Tiempo de remojo del bacalao

En primer lugar, hay que quitar el exceso de sal de la superficie del pescado. Enjuague los filetes en agua fría durante 10 minutos. Prepare un bol o recipiente grande llenándolo de agua fresca y fría. Dependiendo de lo salado e intenso de sabor que desee, deje el pescado en remojo de 2 a 3 días (de 24 a 48 horas). Puede dejarlo en remojo como filete entero o en trozos grandes, sólo tiene que asegurarse de que esté totalmente sumergido con agua suficiente para cubrir el pescado.

Cod a brás

BACALAO SALADOBaccala (Bacalao salado seco) - La antigua necesidad de conservar los alimentos mediante salazón y secado al aire nos da esta delicia culinaria. El "baccala" es bacalao salado que se utiliza en varias cocinas mediterráneas, pero se exporta sobre todo de Noruega, de donde proceden las calidades de mayor calidad. El pescado debe remojarse durante varias horas y el agua de remojo debe cambiarse varias veces antes de utilizarlo. Este producto hará que cualquier plato de bacalao tradicional salga de maravilla, especialmente nuestro favorito, el bacalao a la vicentina. "Por él se han librado guerras, se han espoleado revoluciones, se han fundado dietas nacionales y de él han dependido economías y medios de vida". Es una excelente fuente, baja en calorías, de proteínas, ácidos grasos omega 3 y vitamina B12, todo lo cual contribuye a un corazón más sano si se consume con regularidad. El pescado se captura en las gélidas aguas del Atlántico Norte. Nuestra producción de bacalao se basa en materia prima cuidadosamente seleccionada, que se somete a un proceso de producción de alta calidad. INGREDIENTES:Bacalao salvaje del Atlántico, sal.INSTRUCCIONES:Saque el pescado de la caja y cúbralo con unos 5 cm de agua fría en un recipiente grande. Métalo en el frigorífico y déjelo en remojo hasta 3 días, cambiando el agua al menos 3 veces al día. Mantener refrigerado.

  Congelar bacalao salado o desalado

Bacalhau

El guiso portugués de bacalao (bacalhau o bacalhoada) se prepara en capas y al horno. Elaborado con bacalao salado, patatas, huevos duros, cebollas, aceitunas y mucho aceite de oliva, es una receta satisfactoria para las noches acogedoras.

Durante cientos de años, el bacalao conservado en sal ha sido un alimento básico en Norteamérica y Europa. Pero con los avances de la refrigeración moderna en el siglo pasado, ha sido algo difícil de conseguir en realidad, durante décadas.

Encontramos el bacalao salado en un mercado italiano especializado. Las instrucciones de Fernanda venían con los ingredientes y el método, pero no las cantidades. Así que en su mayor parte, estoy adivinando aquí, basado en mi memoria del plato y en otras recetas de bacalhoada y bacalao que he encontrado en línea.

He hecho este plato en dos capas en un horno holandés y lo he cocinado en el fogón. La mayoría de las recetas que encontré utilizaban una cazuela ancha, sólo tenían una capa de pescado y lo cocinaban en el horno. Los huevos duros, sorprendentemente, realmente funcionan con los sabores de este plato.

  Como desalar bacalao

Bacalhau es la palabra portuguesa para bacalao, y las variedades de recetas que destacan el bacalhau son numerosas. Las recetas de bacalao salado se extendieron por los países colonizados por Portugal y por toda Europa, en la época en que salar y secar el bacalao era la única forma de conservar el pescado (mucho antes de la refrigeración). En el siglo XX, el guiso de bacalao salado se extendió a Noruega, a través de España e Italia.

Subir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad