Lunares de emociones

21/01/2019

La diseñadora de moda Rocío Olmedo presentó el pasado viernes su nueva colección de trajes de flamenca en la pasarela We love flamenco. Junto a mi compañero Rafael Avilés tuvimos la oportunidad de hacerle el pasado viernes un seguimiento a lo largo de todo el día para intentar reflejar, a través de la fotografía, cómo vive una diseñadora el que puede ser uno de los días más importantes del año para su negocio. 
Rocío, que es un torbellino de energía, arrancó a las nueve de la mañana en su taller de Los Remedios y fue ella misma, con la ayuda de su amigo David Gavira, quienes se encargaron de cargar en la furgoneta los trajes y los percheros y descargarlos en el hotel Alfonso XIII, lugar del desfile. 
Una vez que todo estaba en su sitio, la jornada continuaba por la tarde. Había que dar las instrucciones pertinentes a la jefa de vestuario para que flores, mantoncillos y demás complementos estuvieran colocados como estaba previsto. También había que supervisar las tareas de peluquería, maquillaje y ornamento floral de Cártamo que había previsto en la pasarela. 
Tras el desfile, tocaba recoger los aplausos del público al tiempo que ella agradeció también toda la ayuda recibida. 
En estas 16 fotografías se resume todo. Así fue su día, de lunares y emociones.



Compártelo si te ha gustado. ¡Muchas gracias!