Me gusta torear

13/01/2016

Soy taurino y me siento orgulloso de ello. La Fiesta de los Toros es un patrimonio de todos los españoles que, si de verdad supiera el personal todo lo que aporta al país, no lo criticaría tan duramente como ocurre últimamente. Y como taurino que soy, me gusta torear. Desde hace unos años atrás lo hago con alguna frecuencia, menos de la que quisiera, y con cierta destreza. También bastante menos de la que quisiera. Visto desde fuera, se verá a un tipo que hace lo que puede con una becerra pequeña pero para mí, que soy un simple aficionado, pegar dos o tres tandas a una vaca, dirigir su embestida hacia aquí y luego hacia allí sin moverte del sitio y sin sufrir un rasguño es como si el torero más grande hubiera hecho una faena de Puerta del Príncipe. La sensación de dominar a un animal bravo, que pase cerca de ti y que vaya donde tú quieres que vaya es enorme. Engancha, hipnotiza y sólo te hace pensar cuándo será la próxima vez. 

 

Este vídeo fue el pasado 9 de septiembre, en la ganadería de Gerardo Ortega, en Santa Olalla del Cala (Huelva). Allí fuimos un grupo de amigos con el Club de Aficionados Prácticos Taurinos y ya queremos volver. Lo dicho, hipnotizados. 



Compártelo si te ha gustado. ¡Muchas gracias!